domingo, 13 de diciembre de 2009

"Reflexión" resultados elección Presidencial y de Diputados 13 de diciembre de 2009

Según un último estudio científico que apareció en la sección "Tendencias" del diario La Tercera, la política no es una disciplina científica dura como las ciencias naturales, ya que al margen de la importancia que se les da en la actualidad, la realidad es que ésta se considera un arte desde los tiempos de Platón y Aristóteles. En la actualidad, por el contrario, a ésta se le considera una ciencia social que estudia las distintas formas de gobernar. Pese a que uno tiende a evaluar este tipo de cosas de manera objetiva, atribuyéndoles máximas, conceptos y ejemplos de analogía, la realidad es que existe un factor determinante en la Política y esas son las "pasiones". Contrariamente a la concepción que tenemos de que deberíamos medir a los políticos por los hechos concretos, muchos en realidad lo hacemos porque proponen ideas con las cuales nos sentimos identificados o que creemos son las que se debieran aplicar en el mundo. A medida que nos educamos, cada uno se forma una idea de cómo le gustaría que fuera el mundo y el buen político es el que propone llevar a cabo el modelo más cercano a ese mundo que nos imaginamos, independiente de si al final decide ponerlo en práctica o no. Como sugiere Aristóteles en la Retórica, todo depende de cómo el político sepa apelar a las emociones de los ciudadanos, ya que para ser elegido, no basta con ser esforzado, trabajador y cumplidor, si no también el transmitir esa sensación de familiaridad a los votantes.
En el caso de esta elección presidencial, parece que Piñera, por más que pienso que su discurso tiene copias descaradas de frases de Zapatero en España, como también del eslogan de Lula, fue el que mejor supo apelar a lo que en verdad les preocupa a los chilenos, al menos en teoría. Basado en un discurso simple, majadero y que hasta veces, parece grabadora, Piñera logró su cometido y parece estar encaminado hacia la Moneda, para bien o para mal. Ciertamente, uno podría felicitarlo a él y a su comando por el buen manejo mediático que tuvo, ya que en definitiva, fue el que mejor logró captar la atención de los votantes. Sin embargo, ya que en la Política, las pasiones son un elemento central, existen otros factores externos que jugaron en favor de la campaña de Piñera.
La primera de ellas es innegable. Por más que lo ha intentado, Frei no ha podido reinventarse. Sigue carente de carisma y debe sujetarse del mérito de otros, en este caso de la obra de la Presidente Bachelet, para respaldar su campaña. Es verdad, yo voté por él, pero lo hice con la convicción de que quiero que mucha gente continúe haciendo una buena labor como por ejemplo: Andrés Velasco, que pese a las críticas populistas que recibió de todos lados por ser "amarrete" con la gente que exigía mejoras salariales, se ganó el respeto de los medios de comunicación y de algunos más escépticos. También, apoyo al subsecretario del Interior Patricio Rosende, como también a otros viejos zorros como Alejandro Foxley, Andrés Zaldivar y el Panzer, ahora Secretario General de la OEA: José Miguel Insulza.
En segundo lugar, Frei sólo potenció a la campaña de Piñera, cuando éste lo acusó en reiteradas ocasiones en torno al fideicomiso ciego, la compra de acciones de LAN y el problema del banco de Talca, ya que ello sólo le quitó credibilidad a Frei. En otras palabras, debido a un mal asesoramiento, es casi inevitable que Frei perderá la elección. Si bien no se puede negar que durante estos años, él también ha usufructuado de su accionar en algunas empresas, creo que al menos ha atinado a deshacerse de sus yayitas en el momento oportuno, a diferencia de Piñera, quien se va por las ramas mediante alguna referencia al tema de "la delincuencia, la corrupción, la forma poco seria de hacer las cosas, etc" para salir del paso (retórica en su máxima expresión). Sé que él no interviene directamente, eso es obvio, pero lamentablemente, el sólo "ser dueño de algo" que se supone se exhibe para todo el mundo", es considerado una mala señal para un candidato, ya que establece una analogía cómo si éste intentará "apoderarse" de algo para sacar un beneficio. Aunque no tiene nada de malo que se busquen beneficios siempre y cuando ese beneficio se transmita a otras personas, el problema surge cuando los beneficios para algunos, implican pérdidas (materiales, culturales sociales) para otros. Es precisamente en este punto donde creo que el electorado chileno comete un error, ya que a partir de sus pasiones, cree que Piñera implantará una nueva forma de gobernar. No, él hará muchas de las mismas cosas que hizo la Concertación. Tratará de mantener la protección social, pero enfatizando el lado económico, para lo cual, instará a sus parlamentarios a evitar cambiar la ley de subcontratación, a detener los paros con todo el uso de la fuerza posible, de tal modo que los funcionarios públicos sigan trabajando por poco, o simplemente convirtiendo muchas de esas empresas públicas en empresas privadas, para que muchos empresarios, compren acciones y ganen aún más plata (lo que sólo aumentaría la mala distribución de los ingresos). Piñera también llenará las carceles hasta más no poder o se verá forzado a invertir esa plata que se podría usar en mejor transporte o mejoras salariales para construir más carceles, o simplemente ignorará las cifras registradas en los medios hasta terminar su gobierno en caso de que estas se mantengan.
En fin, existen tantos motivos por los cuales podría explicar porque creo que se comete un error, pero prefiero no adelantarme y esperar la segunda vuelta para ver si efectivamente Piñera sale, (lo cual, pese a que no me gusta, ya veo como casi un hecho)
Seguiré posteando respecto de la Política en siguientes posts.

4 comentarios:

Emma dijo...

Estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas que dices acá. Es más me gustaría agregar algo.
Si recordamos las palabras de Maquiavelo en "El Príncipe", este aconseja a su lector que el fin principal de la política en el reino es mantenerse en el poder. Siendo esto así, la concertación ha hecho un gran trabajo, ya que han estado en el poder más años que la dictadura que precedió sus gobiernos. Aquello no es sólo una señal positiva de gobernabilidad, sino que la gente ha votado en pos de dejar atrás un capítulo negro en nuestra historia.

Sin embargo, a mi juicio, han cometido un gran error. En mi opinión, lo peor de la campaña de Frei es Frei. El tipo no calienta a nadie. Pese a ser un ex-gobernante no levanta a las masas y se ve obligado, por desesperación, a recurrir a figuras como la misma presidenta. Está bien, ya que deben luchar con dientes y uñas por seguir gobernando. Frei también se ha caracterizado por ser un tanto contradictorio: en los debates políticos ha dicho que viene a debatir ideas, pero al día siguiente ataca a su contendor de la manera más baja posible, y lamentablemente el electorado nota la desesperación del candidato. Lo que el critica de Piñera es cierto, y tiene razón, pero no es la mejor estrategia para demostrar por qué él debiese estar a la cabeza del país otra vez y no el empresario de derecha.

Ahora, como bien decías tú, Piñera está bañado en retórica, lo cual engaña al populacho poco educado, o a la clase media arribista. Su retórica, en todo caso, ha sido más efectiva ya que se mantiene dentro del marco de temas de interés de la sociedad, pese a que muchas de las cosas que propone serán imposibles de hacer. Recuerdo un comentario de Patricio Navia, el cientista político que decía algo como que cómo pretende Piñera modernizar el estado y supuestamente enfocar su gobierno en "lo social" si va a bajar los impuestos. A mí no me molesta pagar impuestos, siempre y cuando estén bien invertidos. Resulta que las mejores democracias del mundo están organizadas bajo "Estados de Bienestar", y para aquello los ciudadanos desembolsan un gran porcentaje de sus ganancias en impuestos. Es difícil que eso ocurra.

Un problema que tiene Piñera, y que también lo indicas, es su actitud robótica frente a todo. Tiene un discurso aprendido de memoria y pareciera que cualquier pregunta capciosa lo va a hacer llorar. Me he fijado en sus actitudes comunicativas y hay una en particular que me ha llamado grandemente la atención y es el viejo truco de enumerar de a tres. Supuestamente aquello hace que la audiencia recuerde lo que el ha dicho. Además hace un uso excesivo de sinónimos de la palabra "transparente".

Creo que esta vez la concertación se va a quedar con los crespos hechos. Algunos argumentan que es un aporte a la democracia el tema de la alternancia en el poder. Ok, es posible. Habría que verlo. Esta, diría yo, es LA chance que tiene la derecha para dejar de ser oposición, y si su candidato sale electo, harán lo imposible por perpetuarse en el poder. Quizás por veinte años, como la querida concertación.

En mi caso, asumo que la visión rebelde de MEO me atrajo mucho y le di mi voto. Sin embargo, para esta segunda vuelta, creo que haré un dibujo que aparece de vez en cuando en los recuentos de votaciones.

el desconocido dijo...

Las ideas de MEO, tal como él lo dijo, han ganado por paliza en segunda vuelta. Eso es totalmente cierto, ya que tanto Frei como Piñera intentan captar la mayor cantidad de esos votos, que como nuevo referente político que son, no son ni de Derecha ni de izquierda, sino que son un Perro verde por así decirlo.
Sin embargo, ME-O no me convence. Sé que la comparación es mala, pero en él, veo un CHile Primero 2, en otras palabras, otro grupo descontento de la Concertación que al sentir que no es escuchado, decidió formar su nuevo referente político. Sin embargo, si en algo concuerdo con Frei y Piñera, es que ME-O no es alguien sin historia, no es ningún niñito y especialmente, no creo que sea ningún Peter Pan. Él piensa como político y actúa como político, por lo que esa actitud de mostrarse como rebelde y discolo, es decir, como el "candidato alternativo" simplemente no me convence. En términos mediáticos, no cabe duda que ME-O ha sido un fenómeno inesperado para la elección, ya que en definitiva serán sus electores los que definan esta elección tan reñida entre dos candidatos que simplemente no convencen. (Yo votaba convencido por Lagos o Insulza, por Frei voté, pero sólo por la continuidad de la Concertación). Si bien me parece bien que se cree un nuevo referente político, de tal manera de acabar con la dicotomía del siglo XX, creo que ME-O es un oportunista, sin demasiadas credenciales, salvo haber estudiado en Europa y desmerecer los logros existentes en Chile en los últimos años, al compararlos con los países Europeos, quienes no podemos olvidar que tienen muchos miles de años más de existencia que nuestro humilde. No me gusta su parada de demonizar a lo viejo, como sordos que no escuchan, o su parada de andar ninguneando a mucha gente con mucha más trayectoria política que él, sólo porque él se cree mejor que ellos (cosa que a mi juicio es subjetiva). Tampoco me gusta esa suerte de victimización, ya que reclamó por Primarias, pero salió claramente beneficiado por haberlas evitado al ir como candidato independiente y haberse mostrado en la franja y todo lo demás. No me gusta esa parada de creer que trataron de silenciarlo, siendo que no nunca hubo necesidad de ello, sólo que él estaba disconforme y tenía que hacerse notar.
En resumen, creo que ME-O, tal y como muchos políticos, es otro en la lista que habla mucho, pero practica poco, porque si tanto dice que piensa escuchar a los chilenos, entonces porque no escuchó a los propios miembros de los partidos que eligieron a esos dirigentes que él tanto quiere sacar. Sé que probablemente, él se defenderá diciendo que él escucha a la gente. Lo quiera o no, mucha de la gente de esos partidos, representa a muchas otras personas (diputados/as y senadores/as por distintas zonas), por lo que esa lógica de escuchar a todos, simplemente no aplica, porque al igual que todo político, él escuchará sólo a aquellos que respondan a sus intereses, nada más, y por su actitud, esas personas con experiencia en política (que al margen de que den el ancho o no, a estas alturas, no se les puede ignorar su trabajo realizado) él no parece querer escuchar.
En fin, Emma, gracias por tu comentario. Sé que tal vez mi respuesta en realidad se centra en mis razones personales de porqué NO voté por ME-O, pero creo que a estas alturas, es innegable que si sale Piñera, ME-O se beneficiaría enormemente. De ahí explico porqué

el desconocido dijo...

La razón por la que dije lo anterior, es porque de ganar Piñera, ME-O tiene mayores posibilidades de convertirse en esa figura opositora renovada que la Concertación podría no ofrecer si no se renuevan. Esta sería la oportunidad para que aquellos miembros de la Concertación que no tuvieron tanto protagonismo durante los últimos 20 años de gobierno, más algunos otras nuevas figuras políticas (algunos de Derecha descontentos tb pq no?) puedan pasar a ocupar un espacio importante en la Política (cortando un poco la dicotomía si saben como hacerlo), en especial si la futura Conertación opositora no ofrece caras nuevas y no ataca con alguien de enorme peso político a nivel presidencial como eventualmente serían Bachelet (si los diarios no la desacreditan como lo hicieron con Lagos durante los 4 años de gobierno de Bachelet), Lagos, Insulza, o quién sabe, algún nuevo dirigente que surja en los próximos 4 años.
Por el contrario, si sale Frei, ME-O seguirá siendo una oposición menor, en comparación a la enorme y consolidada oposición que ya de por sí es la Derecha actual. Así que si lo vemos por ese lado, al margen de lo que diga, me parece que es innegable que un triunfo de Piñera, le abre más oportunidades a ME-O de las que se le ofrecen si sale Frei. Todo dependerá de cómo el nuevo gobierno haga las cosas, pero no podemos olvidar que los medios de comunicación, en su mayoría, salvo TVN, The Clinic y la NAción, seguirán siendo de derecha y suavizarán sus críticas durante el posible futuro gobierno de Piñera. De este modo, si la Derecha sabe dar la impresión de que otorga gobernabilidad, como lo ha hecho la Concertación e innova en las áreas en que la Concertación estuvo débil (salud, educación, vivienda, etc.) veo muy altas las posibilidades de ME-O como futura figura principal de la rebeldía frente a todo aquello que la Derecha no sabrá manejar bien (ejemplos: ley de subcontratación, fideicomiso ciego, mano dura ante cualquier método de presión, atochamiento en las cárceles, conflicto de intereses: público v/s privados, etc)
No me agrada, es cierto, pero si sabe hacerlo bien y sabe venderse como alternativa para cuatro años más, claramente sus posibilidades son muy altas, ya que si ni la Derecha y la Izquierda pueden ofrecer algo nuevo, es lógico que de seguir descontenta, la ciudadanía le dará la oportunidad a los bichos raros, simplemente porque percibirán que no piensan tanto como políticos, si no como seres apolíticos, separados de la antigua división izquierda-derecha.
Bueno, al menos, eso creo yo

Saludos y disculpa la respuesta tan larga (daba para otro post la verdad, cuek).
Saludos

Emma dijo...

Querido Amigo,

Sí, MEO fue un oportunista. Pero si voté por él en primera vuelta fue porque él representó algo patente en la coalición gobernante, y es que ya huele a naftalina. Huele a añejo. Esta semana, de hecho, renunciaron dos personeros dos presidentes de partidos como José Antonio Gómez y Pepe Auth. Particularmente le guardo mucho respeto a Gómez, ya que representa a esos políticos serios que hacen las cosas bien. Mal que mal, fue durante su ministerio en Justicia que implementó la reforma procesal penal, aquello debbió haber sido duro. Y bueno Pepe Auth tiene mis respetos como analista político. ¿Sabes?
No son ellos quienes debiesen haber renunciado a la presidencia de sus partidos, sino los "apernados" de Camilo Escalona y Latorre, (PS y DC) respectivamente.
La señal que dieron Pepe y Gómez fue que admitieron que la concertación necesita aire. Eso está bien, pero dicha actitud debiese haber sido imitada por los otros dinosaurios que representan todo lo por lo que MEO reclamó.

Ahora, claro un personero del lado de MEO era su padre adoptivo Carlos Ominami, "díscolo", que se dio vuelta la chaqueta ranciamente el otro día al apoyar a Frei. Apoyar a Frei no es malo, pero suena a último recurso luego de haber despotricado en contra de una concertación en coma.

Personalmente conozco gente de la concertación. Todos altamente inteligentes y preparados para dirigir al país. Sin embargo, ellos están en la quinta fila, y son ellos, los cuarentones de hoy, quienes debiesen estar a cargo de la coalición gobernante. No aquellos que se pegaron con tuercas a la silla, donde sus grasientos traseros se marcan en el cojín. Esa es la idea que promulgaba MEO.

Lamentablemente no estoy segura de si su "impulso" va a llegar lejos. Su idea de ser un candidato independiente se fue al tacho de la basura ahora que formó un nuevo partido político, parece volver otra vez a lo mismo.

Y sí, puede que le convenga a MEO que Piñera sea presidente, por lo que dices, pero hay que darle tiempo al tiempo. Pese a que lo apoyé en primera vuelta, creo que se va a ir desinflando, esperemos que no. Pero veo que este apoyo que tuvo en la primera elección no tiene tanto que ver con él de por sí, sino de un cansancio. Y si la concertación se pone las pilas, chao Meo. Eso creo yo.

Saludos amigos y mejórese.

Emma.